Comunicación

Noticias

You are in main content

Fundación ONCE apuesta por “ir más allá” de la presencia de estudiantes con discapacidad en la universidad

Captura de pantalla del acto de inauguración

20 Octubre, 2021

En la inauguración del V Congreso Internacional sobre Universidad y Discapacidad de Fundación ONCE, que se celebra hasta el viernes en formato online

Fundación ONCE inauguró este miércoles el V Congreso Internacional sobre Universidad y Discapacidad, un encuentro en el que señaló la necesidad de seguir avanzando en la incorporación de personas con discapacidad en el ámbito universitario y no conformarse únicamente con su presencia en los campus como estudiantes.

“Hace años, por ejemplo, sólo hablábamos de acceso, ahora ya no solo nos conformamos con el acceso, también hablamos de progreso, de mejora de la empleabilidad, de acceso a la carrera docente e investigadora o de accesibilidad digital”, afirmó Alberto Durán, vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE.

En su intervención, el representante de Fundación ONCE destacó también la relevancia que ha tenido la celebración de los cuatro congresos sobre universidad y discapacidad previos para avanzar en la consecución de objetivos e incidió, en este sentido, en que ahora hay que “ir más allá” y no conformarse únicamente con la presencia de estudiantes con discapacidad en la universidad.

Por otra parte, el vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE advirtió de la importancia de que la digitalización, cuyo uso tanto ha avanzado en los últimos meses a causa de la pandemia, no deje a nadie atrás: “Sin garantizar la accesibilidad digital volveremos a cerrar las puertas del conocimiento y el aprendizaje a las personas con discapacidad”, alertó.

“La accesibilidad digital afecta a muchos aspectos, al diseño de la tecnología, a la accesibilidad de las plataformas, webs, aplicaciones y contenidos”, prosiguió Alberto Durán, quien añadió que la digitalización en los procesos de enseñanza requiere de cambios en metodologías docentes que deben ser inclusivas, en sistemas de evaluación y en otros aspectos que rodean las circunstancias del alumnado con discapacidad.

Alberto Durán compartió panel inaugural con María Soledad Cisternas, enviada especial de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y Accesibilidad; José Carlos Gómez, presidente de CRUE y rector de la Universidad de Córdoba; Matías Rodríguez, presidente de Santander Universidades; Mariano Jabonero, secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos (EOI); Jesús Martín, director general de Derechos de las Personas con Discapacidad y director del Real Patronato sobre Discapacidad;  Luis Cayo Pérez Bueno, presidente del CERMI, y Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca.

Cisternas aludió a la importancia de tener claro que la inclusión ha de estar presente en todo el personal universitario, desde el alumnado hasta el cuadro directivo, pasando por auxiliares, docentes y administrativos, y que debe hacerse con calidad para que no se convierta en seudoinclusión.

La enviada especial de la ONU dijo a la comunidad educativa que la inclusión formativa consiste en incorporar la diversidad humana en las aulas y que para que sea una inclusión real ha de hacerse con calidad, es decir, dando respuesta a la totalidad de los estudiantes. “No debe haber inclusión sin calidad porque sería seudoinclusión”, explicó Cisternas, quien añadió que tampoco puede hablarse de calidad en la educación que excluye a personas. “No existen estudiantes no educables. Todas las personas son educables” y, además, el de la educación inclusiva “es un derecho y no un favor”.

Finalmente, señaló el hecho de que la digitalización y el uso de las tecnologías en la universidad deben también estar al servicio de estudiantes, profesores, e investigadores.

En el acto de inauguración los participantes coincidieron en poner de manifiesto cómo la pandemia ha acelerado la transformación digital, “algo que ha venido para quedarse”. Por ello, reclamaron que las personas con discapacidad puedan acceder a la digitalización en igualdad de condiciones. “Hay que tener especial cuidado para que, lejos de ser una barrera, la digitalización se convierta en un estímulo”, recalcó el presidente de Santander Universidades.

En la misma línea se manifestó el secretario general de la EOI, para quien la transformación digital “es una extraordinaria oportunidad”. “Esperamos que el esfuerzo llevado a cabo para su buen funcionamiento se consolide y se aproveche para incluir a todos los estudiantes”, subrayó.

El presidente del CERMI, por su parte, reconoció que el sistema universitario español “no es inclusivo aún”, si bien añadió que “al menos en la última década se han dado pasos alentadores”. “Hay deficiencias no resueltas”, advirtió, al tiempo que mostró su preocupación por la reforma universitaria “que podría suponer un retraso, incluso un retroceso”.

“La igualdad no se puede entender como equiparación formal, si no que la inclusión requiere de contenido material, con exigencia de prestaciones materiales”, reclamó. 

En este sentido, Jesús Martín, aseguró que la voluntad de la nueva ley será consolidar los servicios de atención a la discapacidad y que cuenten con los recursos necesarios. Para ello, dijo, se necesita inversión pública. Reconoció avances en la última década en el acceso a la educación universitaria por parte de las personas con discapacidad, para quienes la formación superior “es decisiva”.  

El presidente de CRUE y rector de la Universidad de Córdoba pidió un desarrollo normativo específico para las universidades. Según dijo, una docencia de calidad pasa por garantizar la igualdad de aprendizaje para todos los estudiantes. “La atención a la discapacidad debe ser considerada como un signo de excelencia en la universidad”, aseveró. La futura ley, señaló al respecto, es una “gran oportunidad” y tiene que recoger la atención adecuada a este colectivo en las universidades.

Por último, el rector de la Universidad de Salamanca lamentó no haber podido acoger en su ciudad el desarrollo de este Congreso y confió en que la siguiente edición sí pueda celebrarse de manera presencial. Recordó que desde el Instituto Universitario de Integración a la Comunidad (INICO) trabajan cada día para que la presencia de personas con discapacidad en la universidad sea una realidad, tal y como recoge el objetivo de este Congreso.

CONFERENCIA INAUGURAL

Tras la apertura, el congreso prosiguió con la conferencia inaugural, a cargo de Francisco José Mora, vicepresidente de la CRUE y ex-rector de la Universidad Politécnica de Valencia, presentado por Patricia Sanz, vicepresidencia de Igualdad, Recursos Humanos, Cultura Institucional e Inclusión Digital del Consejo General de la ONCE.

Mora disertó sobre ‘Las universidades del siglo XXI’ y se mostró convencido de que se enfrentarán a cambios “seguramente rápidos e impredecibles” y de que serán aún más responsables de lo que lo son ya.

“Estoy convencido de que la universidad va a multiplicar su responsabilidad con los desafíos sociales; con los compromisos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, las políticas inclusivas, de igualdad, la acción social, el voluntariado y las prácticas solidarias. Todo ello ligado al buen gobierno en los ámbitos económico, social y medioambiental”, afirmó Mora.

En su opinión, la universidad venidera sabrá aprovecharse de la tecnología, que permite ofrecer “una educación centrada radicalmente en el estudiante”, dispondrá de “Itinerarios de aprendizaje más flexibles, diversos, personalizados” y potenciará mucho la creatividad.

V CONGRESO

El V Congreso Internacional sobre Universidad y Discapacidad de Fundación ONCE, que tiene como lema ‘La inclusión en el nuevo modelo de Educación Superior’, se celebra hasta este viernes en formato online y cuenta con la participación de 88 ponentes en 19 mesas redondas y con la presencia de un millar de personas inscritas procedentes de 23 países.

Está organizado por Fundación ONCE y la Universidad de Salamanca y cuenta con la colaboración del Ministerio de Universidades, el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, el Real Patronato sobre Discapacidad, la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), la CRUE y el CERMI y con el apoyo de instituciones como Fundación Universia.

Más información: https://ciud.fundaciononce.es/